Blog

Transacción declinada: ¿Qué es y por qué pasa?

DiferenteTarjetaDeCrédito
Tarjetas de crédito

Transacción declinada: ¿Qué es y por qué pasa?

Si al momento de realizar una compra en un comercio con una tarjeta de crédito, ésta no es aprobada por la terminal de venta (es posible que te hayan dicho que la tarjeta fue “rechazada por host”), quiere decir que el pago no fue aceptado o declinado.

¿Qué es una transacción declinada? 

Una respuesta de transacción rechazada se refiere a la denegación de una tarjeta de crédito que se está utilizando como método de pago. Las razones más comunes por las que se rechaza una tarjeta pueden ser la fecha de vencimiento del plástico y un número de tarjeta incorrecto. Aquí te decimos más. 

Razones por las que declina tu tarjeta  esto puede ocurrir. Las cinco más frecuentes son:

  1. Excediste tu línea de crédito
  2. Falta de pago
  3. La tarjeta está vencida o dañada
  4. Compras en línea restringidas
  5. Compras inusuales

¿Qué es la línea de crédito?

Cuando excediste tu límite de crédito significa que llegaste al tope del monto aprobado por la institución bancaria, por lo que los cargos posteriores no podrán realizarse. Los bancos definen la línea de crédito de acuerdo con tus ingresos y tu capacidad de pago. 

Es probable que el banco te haga un favor al no autorizar un cargo adicional para evitar que caigas en situación de mora o impago. De hecho, debes tener muy presentes los estados de cuenta para evitar sobrepasar el límite establecido y evitar el comentario incómodo de: “No pasó su tarjeta. Vuelvo a intentar o tiene otra forma de pago”. 

Cuando tienes un buen control de tus finanzas personales y estás seguro de que podrías manejar una línea de crédito mayor, entonces puedes solicitar el aumento de la misma al banco. La autorización de una extensión en tu línea de crédito depende del uso responsable de la tarjeta y tu historial crediticio actual.

¿Ya no pude pagar?

Si dejaste de pagar tu tarjeta, ya sea por olvido o porque perdiste liquidez, entonces debes acudir a la institución crediticia para explicar la situación. Quizá solo se te ha pasado la fecha de corte en una ocasión y cumpliste con los intereses moratorios. Pero si dejas de pagar de manera definitiva significa que no eres sujeto de crédito. 

Antes de que tu línea de crédito sea suspendida, el banco se pone en contacto para recordarte del adeudo después del vencimiento del pago. Si necesitas una reestructuración de tu deuda o nuevas condiciones para pagarla, debes acudir a la sucursal para pedir asesoría sobre tu caso. 

Si el agua ya te llegó al cuello, y ya tienes un reporte negativo en el Buró de Crédito también hay otras opciones de negociación con tus acreedores como ocurre con las reparadoras de deuda, empresas especializadas en diseñar un plan de ahorro que te permita saldar tus compromisos y enderezar tu comportamiento financiero. 

Necesito renovar mi tarjeta

La fecha de vencimiento de una tarjeta aparece de manera visible en la parte frontal del plástico. Si estás fuera del periodo de vigencia, puedes ponerte en contacto con la institución bancaria. 

Cuando la tarjeta está dañada y la banda magnética o el chip no estén funcionando adecuadamente, también debes reemplazarla. En caso de que hayas intentado realizar un pago en un sitio de internet no seguro, es muy probable que el banco también te solicite cambiarla. 

Compras en línea y compras inusuales

Al comprar en internet te solicitarán número de cuenta, nombre y número de seguridad del plástico (conformado por 3 dígitos, al reverso del plástico). A pesar de llenar los campos correctamente, si no es un sitio frecuente de compra, el banco podría prevenir tu tarjeta contra eventuales fraudes. Lo que debes hacer es llamar al Centro de Atención a Clientes y pedir que te activen esa opción de compra.

Incluso si tu compra es presencial, pero el establecimiento al que acudiste no es un sitio que frecuentes y el monto es considerable, el banco también hará una prevención de fraude. 

Como lees son muchas las posibilidades de tener una tarjeta declinada. Así que la próxima vez que te suceda, reflexiona sobre cuál es el motivo de ese rechazo y no dudes en llamar a tu banco. 

Si la razón está vinculada con la falta de pago o insolvencia, entonces debes consultar a los especialistas que te pueden asesorar sobre cómo recuperar la estabilidad financiera y retomar el control de tus compromisos crediticios. Las reparadoras de deudas se han convertido en aliados de los morosos que quieren negociar con sus acreedores. 

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Attributes
  • Custom attributes
  • Custom fields
Click outside to hide the compare bar
Compare
Lista de Deseos 0